La teoría de los géneros y la televisión. Una relación complicada

 

Hace unos años, trabajando en mi tesis doctoral sobre creación de identidad de marca en formatos de entretenimiento en televisión, acabé metiendo la cabeza en ese pozo sin fondo que son las clasificaciones de géneros televisivos. Dediqué una buena parte de mi tesis a aprender sobre sistemas de clasificación de géneros en televisión y a reflexionar sobre las causas del tremendo batiburrillo que me encontré al analizar y comparar distintas propuestas del ámbito académico, profesional y normativo.

De ese trabajo de reflexión acabó saliendo un artículo con un título excesivamente barroco —quiero pensar sin embargo que es sencillo y didáctico en su contenido—  sobre la problemática de aplicar la teoría de los géneros a la televisión.

Desde la óptica de la teoría de los géneros en su alcance más universal, el artículo busca respuestas a las siguientes preguntas:

  1. ¿Quién establece los géneros?
  2. ¿Para qué sirven los géneros?
  3. ¿Son los géneros mutables?

En lo relativo al meollo de la cuestión, los problemas que plantea la clasificación de géneros en televisión, se establecen 3 grandes áreas que sintetizan la problemática, con diversidad de manifestaciones que se desarrollan a lo largo del artículo:

  1. La propia naturaleza compleja del medio.
  2. La imposibilidad de aplicar un sistema como el de Linneo en las Ciencias Naturales.
  3. Los intereses clasificatorios de quienes proponen los géneros.

En definitiva, el artículo pretende reivindicar la importancia y vigencia del concepto de género al abordar el análisis de los contenidos televisivos y la necesidad de desarrollar desde la crítica televisiva modelos teóricos que permitan compensar el desequilibrio histórico que lastra a una teoría de los géneros televisivos basada en gran medida en las categorías propuestas desde la industria o desde la audiencia.

Lo miro desde la distancia y pienso en que dejé el trabajo a medio hacer. Habrá que retomarlo algún día.

DAFONTE GÓMEZ, A. (2010).Reflexiones teóricas en torno al concepto de género y a las dificultades que plantea su aplicación en la investigación sobre contenidos televisivos. Communication & Society 23(1), 121-152.

Television Studies. Tradición académica y retos futuros

La historia de la evolución de los Television Studies es la historia de la evolución de la televisión: de la evolución del negocio, de la evolución de sus contenidos, de la evolución de la sociedad ante los contenidos y, en general, de cualquier aspecto relacionado con la producción, la oferta o el consumo. Si bien la investigación sobre televisión es heterogénea en cuanto a los objetos de estudio en torno al fenómeno televisivo desde sus orígenes, no es menos cierto que entre la diversidad temática que este tipo de investigación ha desarrollado en las últimas décadas, la atención sobre la tecnología relacionada con el medio ha sido escasa.

Las bases teóricas de ciertas áreas de los Television Studies están cambiando y se abren vías de investigación sobre el medio que deberán interpretar tanto las nuevas tecnologías asociadas a la televisión como las pautas de consumo y creación a las que dan lugar.

CC BY-ND 2.0

TV Shows We Used To Watch – Sunday 4th January 1970 | Paul Townsend (CC BY-ND 2.0)

En un momento en el que la tecnología ha propiciado los mayores cambios en el medio televisivo en cuanto a consumo e interación en toda su historia –cambios que inevitablemente conducen a una modificación del modelo de negocio– se hace imprescindible plantear todas las dimensiones del fenómeno tanto para comprender la situación actual como para esbozar su evolución futura. El comportamiento del consumidor y el análisis de los contenidos emitidos seguirán siendo ejes fundamentales de los Television Studies, pero es necesario profundizar en las relaciones entre estos dos polos y la mediación tecnológica que, en unos casos, permite materializar demandas latentes en los espectadores y, en otros, es capaz de generar nuevos comportamientos. En este sentido el escenario actual gira en torno a dos fenómenos con importantes implicaciones tecnológicas que parecen manifestarse en sentidos opuestos: por una parte, la tecnología ofrece al usuario la posibilidad de consumir el contenido audiovisual que quiere, en el momento y lugar que quiere y a través del dispositivo que quiere (ATAWAD: Any time, Anywhere, Any Device) y por otro la tecnología permite que una comunidad de usuarios dispersa geográficamente, que consume un contenido audiovisual de manera simultánea –generalmente en el momento en que un operador lo lanza o emite por primera vez– puedan comentarlo entre ellos, con los creadores del producto o incluso participar en el desarrollo y evolución del mismo.

Sobre los orígenes de los Television Studies y sobre su evolución futura reflexiono en mi último texto –que lleva el mismo título que este post– y que puedes consultar en ResearchGate o en Academia.edu.

Dafonte-Gómez, A. (2014). Television Studies. Tradición académica y retos futuros. Requeijo P. y Gaona, C. (Ed.), Contenidos innovadores en la universidad actual. Madrid: McGraw-Hill Education

Tipos de spots

Existen muchos elementos a través de los que realizar una clasificación de spots y, por lo tanto, existen muchas clasificaciones posibles. La mayor parte de las clasificaciones de spots provienen del ámbito académico y resulta sencillo encontrar propuestas en libros, generalmente introductorios, sobre publicidad.

La finalidad de este tipo de clasificaciones es principalmente divulgativa por lo que la impresión general que producen es la de resultar interesantes pero sin utilidad en la práctica profesional. Por este motivo hemos decido tomar como modelo una clasificación propuesta desde el ámbito profesional: la elaborada por Donald Gunn, director creativo de Leo Burnett, en 1978 y referenciada por Seth Stevenson en Slate Magazine.

La intención de Gunn era descubrir patrones comunes entre los mejores spots que le ayudasen a desarrollar el trabajo creativo. De la investigación realizada surgió una clasificación basada en la presentación de los argumentos y en los recursos narrativos utilizados en las piezas que, aunque es susceptible de actualización y mejora, continúa resultando útil.